Inicio / Adolescentes / Anorexia y Bulimia Nerviosa

Anorexia y Bulimia Nerviosa

anorexia-y-bulimia-nerviosaLos jóvenes que padecen trastornos alimentarios suelen ser obsesivos, rígidos, perfeccionistas, se deprimen con facilidad, son ansiosos y tienen una autoestima baja.

Recuerda que, al llegar a la adolescencia el físico se convierte en un tema central y es allí donde esta enfermedad suele aparecer.

A continuación, encontrarás las características en comportamiento que pueden indicarte que tu hijo o hija está padeciendo de Anorexia o bulimia nerviosa.

Anorexia Nerviosa

  • Se niega a comer y siempre dice que no tiene hambre.
  • Baja drásticamente de peso
  • Puede comer mucho en un momento y luego inducirse el vómito o tomar laxantes y diuréticos.
  • Se ve a sí misma gorda y habla mucho acerca de la importancia del peso corporal.
  • Se preocupa mucho por la comida, cuenta las calorías y se pesa con frecuencia.
  • Quiere comer a solas. Suele llevarse su alimento a la habitación.
  • Hace ejercicio en exceso
  • Se queja siempre de frío, cansancio o dolor de cabeza.
  • Puede volverse irritable
  • Es autocrítico y siente que todo lo que hace en cualquier aspecto de su vida está mal.
  • Esconde los laxantes y diuréticos

 

  • Las mujeres dejan de menstruar y en ambos sexos se disminuye el deseo sexual.
  • Como la enfermedad afecta la imagen, estos jóvenes tienen muchos problemas para relacionarse con otros.
  • Siente que necesita controlar su alimentación, porque de esa manera cree que controla su vida.
  • Llora con facilidad y empieza a tener pensamientos suicidas.
  • Se mueve mucho, no le gusta quedarse quieto o quieta.
  • Actúa a escondidas.

Bulimia Nerviosa

  • Come en exceso durante un tiempo muy corto, por lo general, esto lo hace a escondidas y siente que no se puede detener. Luego, se siente culpable por no ser capaz de medirse y por la forma que come.
  • Durante situaciones de tensión come mucho.
  • Hace una dieta muy estricta unos días y luego come mucho más.
  • Come muy rápido.
  • Algunos se producen vómito o toman laxantes después de comer demasiado.
  • Son impulsivos
  • Tiende a usar el baño justo después de comer para tomar un diurético, laxante o para inducirse el vómito.
  • Es obsesivo con la comida, con su cuerpo, y con las dietas, las cuales inicia, pero no termina.
  • Habla mucho acerca de las dietas
  • Se quejan de tristeza, rabia y frustración.
  • Son muy sensibles a la crítica
  • Son impulsivos, por lo que pueden caer en adicciones como las drogas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *