Inicio / Familia / ¿Cómo Comunicarte con tus Hijos?

¿Cómo Comunicarte con tus Hijos?

como-comunicarte-con-tus-hijosAprende a escuchar a tus hijos, confía en ellos, permite que tus hijos expresen sus sentimientos y comparte los tuyos.

No basta con hablar el mismo idioma. A veces decimos lo que realmente queremos o mientras decimos algo expresamos con nuestros gestos otra cosa.

Los gestos, el entorno, el momento del día y el estado de ánimo, influyen para que la comunicación sea más o menos efectiva.

Recuerda que, ser papá o mamá no es fácil, pero si puede ser divertido si se vive con amor, confianza, imaginación y empatía.

A continuación, veamos cómo comunicarte con tus hijos:

  1. Confía en tus hijos y en ti.

Confiar es tener la seguridad de que tus hijos son personas valiosas, divertidas, generosas, capaces de aprender y con un gran potencial.

Como adulto, tú solo confías tus miedos y angustias a aquellas personas que realmente te entienden y son capaces de guardar tus secretos.

Esto pasa también con los niños y adolescentes. Ellos buscan interlocutores que les presten atención, que guarden sus secretos y que los entiendan sin juzgar.

 

Por esta razón, jamás cuentes a otros los secretos que tu hijo te ha confiado, ya que se puede sentir traicionado.

  1. Aprende a escuchar

La verdadera actitud de escucha logra percibir los sentimientos y las motivaciones del otro.

Préstale atención a tus hijos y no le restes importancia a todo lo que ellos tienen por decirte.

  1. Acepta los sentimientos

Validar los sentimientos de tus hijos no es estar de acuerdo con ellos, significa ser capaz de reconocer las diferencias, aceptarlas y respetarlas.

  1. Expresa tus sentimientos

Dile a tus hijos por qué o cuándo sientes rabia, explícales las razones por las cuales deben o no hacer las cosas. Tus hijos agradecen que deposites en ellos confianza.

  1. Se creativo

La imaginación siempre será bienvenida por los niños. Ese es el mundo en el que ellos viven.

Para romper barreras y ayudar a que tus hijos sean espontáneos, léeles historias, cuéntales chistes y ríete con ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *