Inicio / Niños / 10 Consejos para Evitar el Sobrepeso Infantil

10 Consejos para Evitar el Sobrepeso Infantil

consejos-evitar-sobrepeso-infantilLas estadísticas han demostrado que existe una tendencia creciente en el número de niños con sobrepeso y obesidad.

Es un hecho triste, y es que los hábitos alimenticios de los niños y la falta de ejercicio, nos lleva a pensar que, en algunos años, muchos padres van a acabar enterrando a sus propios hijos.

A continuación, encontrarás 10 consejos que te ayudarán a reflexionar y tomar acción sobre este tema:

  1. La obesidad y el sobrepeso son el resultado directo de los malos hábitos alimenticios y la falta de ejercicio. La clave aquí es proporcionarle a tu hijo una dieta sana y equilibrada y fomentar las actividades físicas.
  1. No todos los problemas de sobrepeso son hereditarios. Muchos expertos dicen que, en realidad, sólo un pequeño porcentaje de la población obesa se le atribuye a la herencia. Así que, no culpes a los genes.
  1. Los niños imitan los hábitos alimenticios y la inactividad de sus padres. Por lo tanto, es importante dar el ejemplo al tener una dieta equilibrada y hacer ejercicio regularmente.
  1. Anima a tus hijos a caminar más y participar en actividades físicas. Puedes explicarles a tus hijos que se puede ir a algunas partes caminando y no siempre es necesario utilizar el automóvil. Supervisa también el tiempo que los niños pasan frente al televisor.

 

  1. Reduce al mínimo la comida rápida y dulces. Todos ellos son altos en calorías y están llenas de azúcar y sal. Aunque resulten más económicos el precio de la salud de tus hijos es mucho más alto.
  1. Por suerte, es más fácil cambiar los hábitos alimenticios de un niño que de un adulto. Si estás preocupado por el peso de tu hijo lo puedes estimular a comer una variedad de alimentos frescos que son nutritivos. También debes sustituir los alimentos que son altos en grasa, tales como galletas, chocolates, pasteles y buscar alternativas saludables como frutas frescas y pan integral.
  1. La manera de cocinar también tiene un efecto sobre la calidad de los alimentos. Es decir, prefiere asar los alimentos en lugar de freírlos. Mira los tipos de carbohidratos que estás consumiendo, prefiere los jugos de frutas frescas en lugar de refrescos. Comiencen el día con cereales bajos en azúcar y reemplaza los chocolates por frutas secas, nueces y granolas.
  1. Utiliza la hora de comer como una oportunidad para que se comparta en familia. Anima a tu hijo a escuchar lo que su estómago le dice. Es decir, que aprenda a comer solo cuando tiene hambre y pare cuando se sienta satisfecho.
  1. Enseña a tu hijo a masticar bien la comida, comer a un ritmo más lento y saborear sus alimentos.
  1. Pídele a tu hijo que te ayude a preparar los alimentos, de esta manera estará más consciente e interesado por lo que está comiendo. Un niño que ha ayudado a preparar una comida sana tiene más probabilidades de comerla.

Con los anteriores 10 consejos puedes como padre ayudar a influir en los hábitos alimenticios de tu hijo, y de esta manera, afectar positivamente la salud de tus hijos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *