Inicio / Adolescentes / El Mejor Permiso

El Mejor Permiso

el-mejor-permisoPermitir  que los hijos crezcan de acuerdo con su edad es la mejor herramienta para fomentar en ellos la libertad y la responsabilidad.

Dejar crecer a nuestros hijos es hacerlos responsables de sus actos, es mostrarles los efectos de las decisiones y permitirles asumir sus consecuencias; además facilitarles el descubrimiento de sus gustos e intereses.

Veamos a continuación cómo debe ser el tipo de libertad que le debemos dar a nuestros hijos en las etapas de su vida:

  1. El bebé
  • Cuando comience a gatear, permite que lo haga libremente.
  • Cuando comience a caminar, permítele que explore.
  • Cuando comience a comer alimentos diferentes de la leche, deja que toque la comida y se ensucie.
  • Cuando quiera hacer las cosas solito, deja que lo intente.
  • No puedes evitar todos los golpes, caídas o moretones que tu hijo se haga en el camino. Pero sí puedes acompañarlo en todos los procesos e indicarle dónde están los posibles peligros.
  • Si desde pequeño le muestras que confías en él y en su capacidad para solucionar los obstáculos, tu hijo será un adulto capaz y seguro de sí mismo.
  • Permítele a tu hijo llorar cuando está triste o confundido. El llanto puede ser terapéutico, puede aliviar la tensión y el estrés, las lágrimas pueden ayudarlo a sentirse mejor. Olvídate de las palabras “ya no eres un bebé” o “Los niños no lloran”

 

  1. El niño
  • Infórmate acerca de los lugares que frecuentan y las actividades que hacen los compañeros de tu hijo. Si las actividades que van a realizar no están claras es mejor no otorgar el permiso y explícale a tu hijo el porqué de tu decisión.
  • Las tareas escolares son una buena herramienta para formar a los niños en la responsabilidad y la libertad. Puedes permitirle a tus hijos jugar una vez terminan de hacer sus tareas o invitar a sus amigos siempre y cuando estudien juntos y luego si se pueden divertir. Muchos padres prefieren invitar a los amigos de sus hijos únicamente los fines de semana para poder acompañarlos y vigilar que hagan las tareas.
  • Conoce a los amigos de tus hijos, invítalos a tomar onces y habla con ellos.
  • Conoce también a los padres de los amigos de tus hijos.
  • Nunca permitas que tus hijos pequeños prueben bebidas alcohólicas, cigarrillos o drogas. Sus organismos son muy sensibles y están en proceso de desarrollo, por lo que se pueden volver adictos muy fácilmente.
  1. El Adolescente
  • En la adolescencia comienza la vida diurna en compañía de amigos y las salidas nocturnas sin supervisión de sus padres. Define las condiciones bajo las cuales dejarás a tus hijos ir a fiestas.
  • Explica cuándo pueden salir tus hijos y cuál deberá ser su hora de llegada.
  • Entre más tarde inicien la vida nocturna mejor asumirán sus cambios físicos y emocionales y tendrán menos riesgos de adicciones y embarazos no deseados. A medida que tu hijo o hija cumple sus horas de llegada puedes ampliarlas un poco más.
  • El alcohol es crítico. No esperes a que lleguen borrachos para explicarles las consecuencias.
  • Define las consecuencias que puede tener tu hijo o hija si rompe las normas.
  • Busca que tus hijos también pasen tiempo en familia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *