Inicio / Adolescentes / ¿Cómo Enfrentar en Familia los Trastornos Alimentarios?

¿Cómo Enfrentar en Familia los Trastornos Alimentarios?

enfrentar-trastornos-alimentarios

Los trastornos de alimentación son enfermedades mentales.

Dentro de los más conocidos encontramos la Anorexia y Bulimia. Este tipo de enfermedades se caracterizan porque el adolescente se ve a sí mismo como una persona gorda.

Cuando esto sucede los jóvenes empiezan a hacer cambios en sus hábitos alimentarios y saltan de comer mucho un día a no comer absolutamente nada al otro.

Cuando vemos que este tipo de cosas están pasando en nuestros hijos, es urgente buscar ayuda profesional de sicólogos, siquiatras, nutricionistas, endocrinos, entre otros y acompañarlos en su largo y difícil proceso de recuperación.

Los trastornos alimentarios no son una enfermedad exclusiva de las mujeres. En la actualidad los hombres, aunque en menor proporción también padecen de este tipo de enfermedades.

Se dice que la Anorexia y Bulimia aparecen entre los 13 y 25 años de edad y por lo general, se produce en mayor proporción en aquellos adolescentes que se han sometido a dietas estrictas sin supervisión médica, niños con vulnerabilidad sicológica y problemas mentales.

La Anorexia y Bulimia pueden tener su origen en factores hereditarios, presión social, problemas familiares o hechos violentos.

¿Qué debes hacer para prevenir, evitar y ayudar a tu hijo o hija adolescente si presenta algún trastorno de alimentación?

  1. Actúa pronto

Si llegas a tener sospechas de que tu hijo o hija está padeciendo anorexia o bulimia no puedes iniciar una discusión con respecto al tema y mucho menos puedes juzgar sus actos.

Háblale sin rodeos y dile con cariño y en privado que estás preocupado. No lo comentes en público y busca la ayuda de un profesional para entender más estas enfermedades.

 

Ten presente que aceptar la enfermedad no es fácil, pero es fundamental aceptarla para tomar las medidas necesarias que le ayuden a tu hijo o hija a salir adelante.

Cuando entiendes de qué se trata estas enfermedades puedes encontrar una solución.

No trates de solucionar esta situación solo, busca ayuda y consejo de los profesionales y ármate de fuerza para ser el soporte y apoyo de tus hijos.

  1. Supervisa las dietas

Prevenir este tipo de enfermedades no es fácil, pero sí se pueden disminuir los riesgos y probabilidades de que tu hijo o hija tenga un trastorno alimentario.

No todas las dietas terminan en un trastorno alimentario siempre y cuando no sean restrictivas que prohíban el consumo de algunos alimentos vitales para la nutrición de tu hijo.

Si tu adolescente quiere bajar de peso, ayúdale llevándolo a un nutricionista, para que se encargue de la creación de un programa de pérdida de peso que sea saludable.

Recuerda que, no basta con ponerse a un régimen estricto para que estas enfermedades aparezcan. También se necesita de ciertas condiciones psicológicas y mentales para que se desarrolle.

  1. Disfruten la comida

Permite que desde pequeños tus hijos disfruten de la hora de la comida, no dejes que la comida se convierta en una obsesión.

Nunca hables de dietas restrictivas delante de tus hijos, ni mucho menos le prohíbas algunos alimentos que a ti te parecen perjudiciales.

Explícale que los alimentos deben ser nutritivos y que todo se debe comer con moderación.

  1. Amor propio

Ama a tus hijos por lo que son y procura establecer con ellos relaciones basadas en el respeto y no en el abdomen plano.

Incentiva a tus hijos desde pequeños a practicar un deporte y alimentarse saludablemente; que son las bases para respetarse a sí mismo y cuidarse adecuadamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *