Inicio / Familia / Hijos Especiales

Hijos Especiales

hijos-especialesEn  la actualidad se sabe más acerca del funcionamiento del cerebro y del cuerpo y de sus posibilidades de recuperación.

Esto ha permitido detectar problemas en los niños a más temprana edad y brindarles tratamientos que les ayuda a mejorar su desarrollo físico y emocional.

Aceptar las limitaciones temporales o definitivas en nuestros hijos puede ser un proceso difícil para nosotros.

Además, el tratamiento puede exigir más tiempo y mayor entrega emocional, por lo que es importante como familia buscar siempre la evaluación más adecuada que nos permita seguir un plan de vida mejor estructurado para brindarle a nuestro hijo una mejor calidad de vida.

Cuando percibimos que nuestros hijos pueden llegar a tener algún problema, lo primero que debemos hacer es comunicar este tipo de inquietudes a un pediatra y a los maestros de su colegio.

Estas personas te pueden indicar si tus dudas son justificadas y cuál deberá ser el siguiente paso para buscar un especialista en el tema relacionado a tu hijo.

No debes tener miedo de hablar, y aunque te parezca doloroso, entre más pronto se pueda encontrar un tratamiento, menos sufrirá tu hijo.

Recuerda que, un diagnóstico acertado y un buen tratamiento, generan mucho bienestar en la familia.

¿Cómo ayudar a tu hijo si tiene algún problema de aprendizaje?

Construye su autoestima. Esto significa que tu hijo debe sentir la satisfacción que se genera al hacer las cosas bien, con pensamientos y sentimientos que se tienen sobre sí mismos.

 

Si estos pensamientos son positivos, la imagen de sí mismo será positiva.

Valora el esfuerzo de tu hijo y refuerza los logros de acuerdo con sus capacidades y limitaciones.

Por ejemplo, si tu hijo de 7 años y le cuesta mucho trabajo permanecer quieto durante 15 minutos, felicítalo cuando sea capaz de pasar al menos 5 0 6 minutos quieto; así ese no sea un logro para los demás niños de su edad, lo es para tu hijo.

Los niños que presentan dificultades de adaptación, de pensamiento, de relaciones con otros, pueden llegar a experimentar el fracaso y el rechazo más fuerte que otros.

Como padres debemos ayudar a nuestros hijos a conocerse a sí mismo y realizar actividades juntos en las que ellos obtengan satisfacciones.

Invita a tu hijo a realizar las actividades que más le gustan y en las que son muy buenos.

Ten presente, que ser padre de un niño que es diferente al promedio exige de mayor dedicación y paciencia para ser capaces de responder a estas expectativas con serenidad.

Es muy importante que también busques ayuda profesional para ti, que te permita y te enseñe a ver este tipo de situaciones en perspectiva y puedas estar preparado para asumir este nuevo reto de la vida.

Y aunque resulte muy difícil, olvídate del que dirán, no importa lo que los demás opinen o la manera como los miren cuando están en la calle.

Aunque este tipo de actitudes resulten dolorosas e imprudentes puedes utilizar dos herramientas para ayudarte en estos momentos.

Primero, el buen sentido del humor y segundo el amor de madre o padre. Tu amor incondicional te permitirá pasar por alto todos estos comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *