Inicio / Familia / Tus Hijos No Deben Sufrir a Causa del Divorcio

Tus Hijos No Deben Sufrir a Causa del Divorcio

hijos-no-deben-sufrir-divorcio

Guiar a tus hijos en el proceso de divorcio

El Divorcio es, por desgracia, un asunto de familia, y los que más sufren cuando una pareja se divorcia son los hijos.

Como pareja siempre es importante considerar cuidadosamente las repercusiones que el divorcio le traerá a tus hijos.

Por lo general, durante un proceso de divorcio los niños se sienten perdidos e inseguros y muchos de ellos creen que la distancia entre sus padres es debida a ellos. Es por esta razón, que el proceso de transición debe ser fácil para los pequeños.

Una de las mejores cosas que puedes hacer por tus hijos, es evitar las peleas o discusiones con tu pareja frente a los niños, en particular acerca de los problemas que se relacionan directamente con el divorcio, tales como manutención, custodia y otros temas.

Hablar de estos temas en frente de los niños, los ponen en medio de una pelea que no es de ellos, pero que se relaciona a ellos, y esto los hace sentir culpables del deterioro de la relación de sus padres.

Otra cosa que debes tener en cuenta, es por ningún motivo utilizar a tus hijos como un peón en la lucha con tu pareja.

Los niños sufren un daño irreparable cuando tienen que escuchar como su madre o padre critican o hablan mal del otro.

 

Muchas veces el padre o la madre, utilizan a sus hijos en una batalla campal de custodia con el fin de hacerle daño al otro; el problema aquí es que el niño está en medio de toda esta situación, y es difícil creer que un padre ama a su hijo cuando es capaz de causarle dolor.

La comunicación, no siempre está en su mejor momento durante el proceso de divorcio.

Sin embargo, debes recordar que tus hijos no son ni mensajeros ni espías, y si tienes algo que discutir con tu expareja, deberás hacerlo con él o ella y no a través de los niños.

Recuerda que, independientemente del dolor que tengas, tus hijos aman la otra parte de su familia y esto nunca lo puedes dañar.

El cambio que el divorcio traer a la vida de un niño es importante y dramático.

Los padres tienen que tratar de mantener los otros cambios al mínimo para que el niño pueda adaptarse progresivamente a esta nueva vida.

Trata de evitar el cambio de residencia o de escuela, al menos por un tiempo.

Si es el padre quien sale de la casa, deberás recordar que tus hijos se quedan allí, así que no puedes olvidar visitarlos.

Trata de mantener la estabilidad en las partes de tu vida que no han sido tocadas por el divorcio.

Asegúrate de cumplir con tus responsabilidades como padre o madre, para no afectar de manera significativa la vida de tu hijo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *