Inicio / Niños / ¿Cómo Leer para que tus Hijos se Enamoren de la Lectura?

¿Cómo Leer para que tus Hijos se Enamoren de la Lectura?

hijos-se-enamoren-de-la-lecturaSi  deseas encender el amor por la lectura en tus hijos, vas a tener que hacer algo más que leer página tras página o libro tras libro.

En este artículo encontrarás consejos valiosos que te ayudarán a aprender a leerle a tus hijos para que ellos se enamoren de los libros:

1. Involucra a tus hijos en la historia. Por ejemplo, haz que tus hijos se unan a cantos, rimas, que digan frases repetitivas o que terminen las últimas palabras.

Algunas historias permiten que los niños actúen haciendo algún ruido, rugiendo como un león, maullando como un gato.

Muéstrale a tus hijos que con la lectura pueden ser participantes activos y no oyentes pasivos.

2. Lee con expresión. Puedes utilizar diferentes voces para diferentes personajes.

Varía también la forma en que lees: fuerte, suave, triste, alegre, entusiasmando, etc. según el texto lo permita.

Deja que tu voz ponga en manifiesto las emociones de las palabras. Despierta la imaginación de tus hijos haciendo que la historia cobre vida para ellos.

3. Haz preguntas. Existen varios tipos de preguntas que le puedes hacer a tu hijo:

  • Para conseguir la atención a ciertos detalles. Por ejemplo: ¿Puedes ver dónde se ha escondido el lobo feroz?
  • Para aumentar la comprensión. Por ejemplo: ¿Por qué crees que la gallinita roja no quería compartir el pan que había preparado?

 

  • Para predecir lo que podría suceder. Por ejemplo: ¿Qué crees que va a pasar?

Solo ten cuidado de no convertir la sesión de lectura en un examen o prueba de comprensión.

No hagas demasiadas preguntas, para no interferir con el flujo de la historia.

4. Enriquece la lectura con actividades de seguimiento y discusión. Piensa en ideas de manualidades o canciones que se relacionan con la historia.

Puedes poner a tus hijos al día siguiente a hacer un dibujo de su personaje favorito de la historia.

Para obtener más de un libro, aquí hay algunos puntos más a tener en cuenta:

1. Permite que los niños manejen el libro. Anímalos a ayudar a pasar las páginas. Deja que tus hijos exploren el libro antes o después de haber leído la historia. Tal vez aun no sepan leer, pero pueden disfrutar de las ilustraciones.

2. Si estás leyendo a niños pequeños, no olvides introducirlos en la composición del libro. Además de leer el título, lee también el nombre del autor. Muéstrales cuál es el principio del libro y por dónde se debe empezar la lectura. Señala las palabras a medida que se lee para que sepan que la lectura se hace de izquierda a derecha y de arriba hacia abajo.

3. No te apresures a través del libro. Lee despacio y con claridad. Crea un ambiente relajado, libre de estrés y ansiedad. Solo por esos momentos, libera tu mente de las 101 tareas que esperan por ti.

Para terminar,

Si quieres que tu hijo ame la lectura, muéstrale primero lo agradable que son los libros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *