Inicio / Niños / El Juego: Una Actividad Seria para los Niños

El Juego: Una Actividad Seria para los Niños

juego-actividad-seriaEl  Juego es la principal herramienta que tienen los niños para asimilar la realidad, socializar con otros y ser capaz de expresar sus emociones y miedos.

Cuando un niño juega, se relaciona con el mundo, despliega su inteligencia y aprende a actuar ante diferentes situaciones que se presentan en la vida real hecha fantasía para ellos a través del juego.

El juego ayuda a que el niño desarrolle su personalidad, por lo que no es adecuado reírse, burlarse o interrumpirlo cuando tu hijo o hija esté jugando.

Ten presente que, la diversión no es asunto de dinero sino cuestión de creatividad.

Con el juego, el niño empieza a descubrir aquellas cosas que le gustaría ser cuando sea grande, aprende a hacer sus cosas, intentar alcanzar un objetivo, además, de disfrutar todo el proceso.

Deja ir a tu hijo por el camino que él o ella elija y bríndale libertad siempre y cuando no exista un peligro.

Veamos a continuación 4 consejos que te ayudarán a fortalecer la relación con tu hijo, mientras juegan:

  1. Permítele Jugar

Jugar ayuda a que tu hijo o hija sea capaz de expresar sus sentimientos y revelar aquello que le molesta, gusta, disfruta o irrita.

Cuando dejas que tu hijo juegue, puedes reconocer sus emociones y ayudarle a controlar aquellas que de algún modo se le salen de las manos.

Los niños juegan el mismo juego cada día o ven la misma película cada día, para ser capaces de dominar una actividad en particular o para poder anticipar lo que sucede en la película.

Repetir este tipo de actividades le da a tu hijo mayor tranquilidad y control sobre el mundo.

 

Así que, déjalo ser él mismo y permítele que juegue lo mismo cuantas veces quiera.

No te preocupes si tu hijo juega a los monstruos, a derrumbar edificios e incluso a servirle el té a amigos imaginarios. Esto hace parte del proceso que desarrolla tu hijo para asimilar la realidad que lo rodea y ser capaz de establecer una relación con ella.

Los juegos violentos no significan que tu hijo será un adulto violento o angustiado, por el contrario; de esta manera tu hijo buscará conocer su propio miedo y ser capaz de superarlo.

  1. Valora todos los juegos de tu hijo

Si tu hijo juega a ser médico o recolector de basura, no significa que de grande quiera ser uno o lo otro.

Los juegos no son una proyección del futuro, son solo una fantasía del presente.

Así que, permite que tu hijo explore y no le digas que es más importante una profesión que la otra solo porque tu consideras que debería seguir por ese camino.

  1. Permite que tu hijo juegue en grupo

Es bueno que tu hijo juegue en equipo, de esta manera aprende a respetar los turnos, reglas, sabe que puede ganar y aprende también a perder.

Cuando un niño juega en equipo sabe que debe respetar a sus compañeros, escuchar instrucciones y seguirlas. Además, sabe que, si no lo hace lo van a sacar del equipo.

Con el juego en equipo tu hijo aprende que perder no es el fin del mundo y que, si esta vez el equipo no logró ganar, lo puede hacer la próxima vez.

Cada vez que puedas, permite que los amigos de tu hijo vayan a la casa o deja que tu hijo vaya a la casa de sus amigos.

  1. Lee con tus hijos

A los niños les encantan las palabras y para ellos es un maravilloso juguete.

Leerle cada día a tu hijo ayuda a ampliar su imaginación, creatividad y por supuesto, vocabulario.

Es importante leerle a tus hijos desde que son unos bebés, para que adquieran este maravilloso hábito.

Leer antes de ir a la cama es una gran herramienta, que además de estimular la imaginación, ayuda a fortalecer la relación entre padres e hijos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *