Inicio / Familia / La Familia

La Familia

la-familiaEn  la actualidad cada vez más familias se componen de madres y padres solteros, hijos de adultos separados, segundos matrimonios y medios hermanos.

Los niños crecen con sus abuelos, tíos, niñeras, o jornadas más largas en el colegio.

Pero, siempre es posible establecer un verdadero hogar cuando se construye sobre bases de amor incondicional, comunicación efectiva, ternura y empatía.

Recuerda que, la familia le proporciona al ser humano su primera experiencia para crecer en el amor.

Entonces, ¿Cómo construir un hogar con bases sólidas?

  1. Brinde amor

La familia es el lugar donde las personas aprenden a reconocer y satisfacer sus necesidades afectivas, intelectuales y espirituales.

En tu hogar, además de brindarle a tus hijos comida y techo, también ellos deben encontrar afecto, seguridad y respaldo.

La autoestima se aprende inicialmente de la familia, del cariño que los niños reciben, del modelo que siguen y de sus relaciones humanas.

La familia es el lugar adecuado para que los niños aprendan a amarse a sí mismos.

 

Ten presente que el niño que aprende a quererse, crece con una estructura sólida para enfrentar las dificultades, buscar oportunidades y ser capaz de relacionarse con otras personas.

  1. Valore

Reconocer las diferencias que existen en tu familia, aceptar la personalidad de cada uno, amarte a ti mismo tal como eres, es la verdadera esencia de valorar a tu familia.

Permite que tus hijos sean ellos mismos y que tengan opciones para enfrentar sus errores y desarrollar plenamente sus talentos y aptitudes.

Cada hogar tiene sus valores y prioridades. Para algunos será más importante la disciplina, otros fomentarán las vocaciones artísticas, otros el deporte, y no por ello serán mejores o superiores a otros hogares.

  1. Aprovecha el momento

Como mamá y papá tú también creces como persona y aprendes cada día de las experiencias de la vida.

Aprovecha y disfruta cada momento de las etapas de tu hijo con algo nuevo y maravilloso.

Aprovecha la etapa de juego, imaginación, de descubrimiento y de la posibilidad de soñar con el futuro.

Enséñale a tus hijos con el ejemplo, que cada día es único y que hay que aprovecharlo al máximo.

  1. Valora tu pasado

Ten siempre clara la imagen de tus padres y repite aquellas enseñanzas que consideras valiosas para tus hijos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *