Inicio / Adolescentes / ¿Cómo Prevenir una Adicción en mis Hijos?

¿Cómo Prevenir una Adicción en mis Hijos?

prevenir-adiccion-hijosLa   adicción a las drogas y al alcohol es muy compleja y no tiene una causa única.

Cuando se presenta, combina factores físicos, de personalidad, medio ambiente y el tipo de sustancia que se consume.

Biológicamente algunas personas son más sensibles que otras, y aquellos a los que le falta amor propio, tienen vacíos emocionales y no tiene un proyecto de vida son más propensos a caer en todo tipo de adicciones.

Es por esta razón, que desde niños le debes enseñar a tus hijos que existen límites que debe cumplir, que tiene derecho a rechazar las cosas que no le convienen y que tiene la capacidad para comprometerse con algo y hacerlo realidad.

La vida interior, la lucha por conseguir ideales y la presencia de unos padres afectuosos y formativos, les ayuda a los niños a ser responsables, tener amor propio y evitar que entren en posibles adicciones.

¿Cómo prevenir una adicción?

  1. Aprender sobre las drogas.

Algunos adultos tienen miedo de hablar con sus hijos acerca de las drogas y el alcohol porque consideran que de esta manera les están ocasionando curiosidad por probarla.

Ten presente que, si tú no hablas con tu hijo o hija sobre este tema, alguien más lo hará; entonces lo mejor es que tú seas el portavoz de las consecuencias que tiene caer en estas adicciones y hablar clara y abiertamente con tus hijos.

 

Además, debes exponer tu posición acerca de este tema, pero sin dramatizarlo ni intentar inculcarles miedo.

Recuerda que, en cualquier proceso de educación de tus hijos, el ejemplo es la clave.

Y si tú no fumas, no consumes alcohol y cero drogas, tus hijos tendrán menos probabilidades de caer en algún tipo de adicción.

  1. Reglas y normas claras

Cada familia deberá definir sus normas y reglas según sus prioridades, principios de vida y valores.

De esta manera, cuando un niño crece, lo hace seguro y confiado en sí mismo.

Si tu hijo no tiene límites en casa cuando es un niño, no tendrá límites en la calle cuando sea adolescente.

  1. Conoce a tus hijos

Conoce qué tipo de programas de televisión ve tu hijo, qué hace cuando sale del colegio, cómo es su relación con sus compañeros, quiénes son sus amigos.

No debes convertirte en un investigador privado, basta con sentarte a ver televisión con tu hijo, permitirle que lleve a sus amigos a la casa, asistir a las reuniones del colegio y entablar una buena conversación mientras comen juntos en familia.

Evita dejar a tus hijos solos durante mucho tiempo, pero tampoco lo puedes vigilar a cada minuto.

El abandono y el exceso de libertad son perjudiciales para tu hijo.

  1. Alimenta su cerebro

Enséñale a tu hijo a tomar decisiones, incentiva la práctica de un deporte, ponle reglas y consecuencia, fija límites y permíteles disfrutar de la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *