Inicio / Niños / 8 Consejos para Promover el Hábito de Leer

8 Consejos para Promover el Hábito de Leer

promover-habito-leerSi  tu hijo tiene dificultades para leer, los efectos de este problema pueden llegar a la edad adulta, poniéndolo en situaciones incómodas.

El tiempo perfecto para solucionar los problemas de lectura de tu hijo y apoyarlo en su búsqueda para convertirse en un buen lector es antes de que llegue al tercer grado.

Después del tercer grado es más difícil inculcar en los niños la lectura y enseñarle nuevos patrones de comportamiento y desarrollo de estrategias para promover el hábito de leer.

A continuación, encontrarás 8 consejos que te ayudarán para promover el hábito de la lectura en tus hijos:

1. Haz que el tiempo de lectura sea una actividad regular en una hora específica cada día.

Los niños aman las estructuras y esperarán cada día el momento de leer en familia.

Una pequeña lectura entre 10 a 15 minutos cada día hará una gran diferencia en los hábitos de tus hijos.

2. Varía la forma de estructurar el tiempo de lectura juntos. No siempre esperes a que tu hijo lea. Es buena idea turnarse para leer, o leer en voz alta juntos. Asegúrate de que sea agradable y divertido.

3. Debes ser paciente. Si tu hijo llega a una palabra que no conoce, no la saltes, incítalo primero a pensar qué puede significar la palabra y luego explícale el significado.

 

Cuando tu hijo se equivoque al leer una palabra, corrígele y muéstrale que como se lo estás diciendo tiene un mejor sonido.

Felicita a tu hijo por sus esfuerzos, cada vez que repite de manera adecuada la palabra que acabas de enseñarle.

4. No cada palabra tiene que estar bien. Tu hijo está aprendiendo y corregirlo con amor le ayudará a sentirse tranquilo, en cambio, reprenderlo, solo hará que tenga una actitud negativa a la lectura y su progreso será más lento.

5. Pídele a tu hijo que te cuente la parte favorita de la historia con sus propias palabras, hablen acerca de los personajes y si el final pudo ser diferente. Esto le ayudará a aumentar su nivel de comprensión.

6. Enseña con el ejemplo. Los niños son los más grandes imitadores del mundo y si ven a mamá o papá leyendo querrán imitar ese comportamiento.

7. Nunca cubras las imágenes. El uso de las imágenes es una de las maneras en la que los niños recogen la información para apoyar las palabras que están leyendo. Las fotos apoyan el significado de una historia, y proporcionan contexto para ayudar a los niños a resolver palabras desconocidas.

8. Por último, pero no menos importante; nunca te burles de tu hijo cuando lee. Recuerda que, está aprendiendo.

Encuentra libros sobre temas que a tu hijo le gusten. Lean libros de manualidades y háganlas, o busquen un libro de cocina y sigan la receta.

¡En el mundo de la lectura hay millones de cosas por hacer!!!

No olvides que el tiempo de lectura debe ser regular, interesante, libre de estrés y sobretodo muy divertido.

¡Feliz lectura!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *